Participó de talleres literarios coordinados por Virginia Crespo, Guillermo Del Zotto y Josefina Trebucq.

Trabajó en procesos de seguimiento de obra con los poetas Arturo Carrera, Victoria Schcolnik y Silvana Franzetti.

En 2006 y 2007 junto al músico Abel Gorosito presentan “Latido”, recital de poesías y canciones con poemas de sus libros “Con los pies desnudos”, “Hidra y Sirena” y “Fermento”.

En 2008, junto a las fotógrafas Marisol Farana y Daniela Espinosa realizan el audiovisual "Fermento Poesía + Fotografía x Mujeres".

En 2014 junto a Fermín Acosta dirige el video danza “Monarcas”, trabajo interdisciplinario que reúne cine, poesía y danza, seleccionado para los eventos internacionales Corporalidad Expandida y Festival internacional de Video danza de COCOA.

En noviembre de 2018 junto a la poeta Eleonora Requena presentan el libro “Beber de la sombra” del poeta venezolano Víctor Fuenmayor Ruiz en las Jornadas Internacionales del Ritmo en el Arte JIRA Centro cultural Recoleta.

Escribió las contratapas de los libros “Desnudos” de Carlos Cúccaro (2017) y “Umbral” de Sofía Blando (2018).

Sus libros "Con los pies desnudos cuerpoesía" (Dunken, 2001), "Hidra y Sirena" (Dunken, 2005), "Fermento" (De los cuatro vientos, 2008), fueron presentados en la Feria del Libro de Buenos Aires y en espacios culturales del interior a través de performances que integran poesía, música, plástica, danza y fotografía. Su libro "La fiereza" (La luna que, 2012) fue presentado en la Sala Augusto Cortázar de la Biblioteca Nacional.

"Sibila" (Ediciones en Danza, 2018), es su quinto libro.



Poemas publicados en Blogs literarios:

Otra iglesia es imposible - Blog de Jorge Aulicino
En la casa de mis padres

Internatural - Blog de Edilberto González Trejo
Desiste de la dulzura
Sitiada
Ideograma


 


 

Ensamble perfecto de imágenes sonoras que buscan en cada rincón del cuerpo el insondable misterio de uno mismo.


No por ser los primeros, son inseguros estos pasos que Carolina Doartero da sobre la poesía.
Como se ensaya una danza, hasta que un día estalla, así ella preparó su cuerpoesía. Ante fue pájara, fuego, un animal innombrable. Juntó hoja seca por hoja seca hasta armar esta pira. La que despertó el dragón.
Entonces, ella descalzó sus pies para convencernos de que “lo único cierto es la desnudez”.



Carolina juega con las palabras “uno está allí como un piano que toca solo, un maniquí en un cine o un par de botas al lado del camino” y nos quita de un plumazo años y solemnidades de encima. Baila “para pisar la línea y tirar los huesos del otro lado” y nos permite vislumbrar por un instante al menos esas épocas en las que la poesía se acompañaba siempre de músicas y danzas; los ritos estaban vivos y el hombre se sentía muy cerca de sí mismo. O se deja estar “aspirando hormigas en los rincones” para que no vayamos a olvidarnos de que, como diría Irene Gruss, la poesía puede ser también
“un aullido delicado”.
 
 
 

 



 



Hidra y Sirena son míticos seres de agua. La Hidra luchó contra Hércules en al pantano; la Sirena, seducía a los navegantes.
Estas polaridades marcan la dialéctica de lo femenino. En poesías, prosa poética y relatos aparecen luces y sombras, dudas y certezas, placer y dolor, ternura y ferocidad.
Cada texto y cada ilustración son el intento de un abrazo integrador que busca rozar la unidad a través de toda manifestación de lo dual.

Revista Ñ, 5 junio 2005


Expresividad que desgarra y salva
por Carlos Cúccaro

No es muy frecuente encontrarnos con obras literarias que propongan tan saludable retorno a las fuentes de inocencia primordial de la palabra, esa palabra que es todo pasión, a esa palabra que es noble atavío para el ajedrez verbal que entablan la autora y el lector, hasta arribar al descubrimiento, siempre límpido y -a la vez- siempre mágico, de la belleza.
Más allá de las formas, de lo poético o de lo narrativo, el denominador común de Hidra y Sirena, es la conjunción extrema de la expresividad en una dirección interior que desgarra y salva.
La lectura de este libro ha poblado mi silencio de imágenes. Ha cumplido su destino circular de desesperación y ensueño.


Poesias


 




Palabra despojada, que emana de la herida abierta que guía y educa nuestros sentimientos, que amplifica sensaciones y las deja recorrer por el ser. Poesía que nos posee es lo que nos ofrece este maravilloso libro.

Revista Ñ, 19 de julio 2008


En pocas palabras

Tras Con los pies desnudos (2001) e Hidra y sirena (2005), la bailarina y poeta Carolina Doartero publica este libro de poemas mínimos sobre la geometría de los cuerpos y los sueños. Una búsqueda de las mieles del fermento.

Revista Ñ, 26 de julio de 2008

 

El mágico arte de nombrar
por Carlos Cúccaro

"Cuando el acto de nombrar se vuelve mágico y bello estamos ante la verdadera poesía. Al igual que en "Hidra y Sirena", el anterior trabajo de Carolina Doartero, la gramática danza. "Fermento", su nuevo poemario, es un libro hecho de territorios superpuestos"

Diario El Popular, 3 de Agosto de 2008
ver nota completa

Poesias



 




Con pie firme, Carolina Doartero comparece en el sagrado territorio de la poesía.

Desde allí imprime rupturas donde aventurar la palabra elegida tiene en La Fiereza autoridad para lo dicho.

Expuesta a padecimiento y resurrección, traza improntas como vértebras de su pasadizo notable.

Entre la penumbra que fija ese destino marcado en la palma de la mano, el punto de partida procura la intimidad del susurro y la pasión de una voz en alto.

El reto a duelo con sus temas, la veladura y la transparencia desarropan señales, así el poema naturaliza la orilla deseada para una nueva concepción del abordaje.

Entonces, recomienza lo que ha quedado huérfano con pulsaciones de lúcida militancia en un idioma que ya le es propio.

Roberto Glorioso

La fuerza del desgarro sutil
por Guillermo Del Zotto

En su cuarto poemario, según palabras del poeta Roberto Glorioso, Carolina Doartero "recomienza lo que ha quedado huérfano con pulsaciones de lúcida militancia en un idioma que ya le es propio". Esta frase no sólo es certera por su belleza, sino porque además despliega un mapa de lectura que desde la contratapa predispone al lector de "La fiereza" a una sorprendente continuidad de un estilo.

Diario El Popular, 11 de Enero de 2012
ver nota completa

Poesias


 
Presentación de La Fiereza en la Sala Augusto Cortázar de la Biblioteca Nacional.

Se refirieron al libro los escritores María Inés Krimer, Ricardo Rubio y Roberto Glorioso. Lectura de los poemas, María Pía Pillonetto.